31 may. 2010

Junio en NY: cómo conseguir tickets gratis para los espectáculos de verano


¡Hola a todos! 

Espero que hayan tenido un hermoso fin de semana y que estén empezando muy bien este lunes. Yo hoy les traigo novedades para aquellos que vayan a viajar a NY en Junio, mes en que comienzan las actividades de verano en la ciudad: conciertos, obras de teatro en los parques, etc.

El diario The New York Times publicó una nota muy interesante con datos acerca de cómo conseguir entradas gratis para estos espectáculos, que les recomiendo leer. Entre otros, hay tips como los siguientes:

- La serie de obras de teatro "Shakespeare en el Parque" comienza el 9 de Junio con "El Mercader de Venecia". A la 1pm el dia de la función se empiezan a repartir entradas gratis, peor hay que hacer cola desde varias horas antes si quieren conseguir alguna. Mas este año ¡porque actua Al Pacino! Tambien pueden intentar por internet en esta página web, aunque tambien deberan esperar (solo que no parados y al rayo de sol)

- Para ver gratis y casi gratis la exposición "Big Bamboo", en la terraza del Museo Metropolitano de Arte, pueden ir en el horario en que se paga lo que uno quiere en lugar de la entrada regular del museo (generalmente despues de las 5 de la tarde, verifiquen con el museo) , pedir la visita guiada de 30 minutos, y luego esperar su turno. 

-Para entradas mas baratas para los espectaculos de Broadway y Off Broadway, y a fin de evitar las largas colas en TKTS, en Times Square, recomiendan intentar otras dos ventanillas menos conocidas: Una en Lower Manhattan, en  South Street Seaport (199 Water Street) y la otra en  downtown Brooklyn en 1 MetroTech Center (en la esquina de Jay Street y Myrtle Avenue).


¡No dejen de leer el artículo que tiene más tips! Y recuerdan que, si van a viajar, siempre es bueno chequear el NYT de los viernes para ver actividades de la semana siguiente.


¡Hasta el próximo post!






*La foto del comienzo pertenece al usuario de Flickr waferboard y se encuentra disponible en los creative commons bajo licencia attribution.

27 may. 2010

Baoulé



Cuenta la leyenda que, hace muchos años atrás, vivía en la ribera este del Comoé, alrededor de una laguna, una tribu pacífica, de gente amigable, noble, valiente y de mujeres muy bellas, de las cuales la más hermosa de todas era su reina, llamada Pokou*. Vivían de la pesca y el cultivo, y consideraban a la laguna, al agua, su gran aliada. Vivían en paz, integrados con los que fueran tomados esclavos al devenir prisioneros de guerras pasadas, y eran felices.

Pero un día la calma llegó a su fin. Fueron invadidos por una tribu vecina y, en medio de la destrucción, tuvieron que huír dejando todo tras de sí: casas, cosechas, telas, todo lo que poseían. Huyeron rápido, en procesión, adentrandose en la selva, con el enemigo pisándoles los talones. En último lugar iba la reina, con su bebé en brazos, y entre todos cantaban al avanzar: ''Mi houn Ano, Mi houn Ano, blâ ô Ebolo nigué, mo ba gnan min'' que quiere decir "Mi marido Ano, mi marido Ano, ven, que los duendes del campo me quieren llevar".

Caminaron y caminaron hasta que, al anochecer, llegaron a la orilla de un río de aguas tormentosas, inquietas, bravías. Asustados, muertos de frío y de hambre, y sabiendo que el enemigo no estaba lejano, se preguntaron qué hacer. Durante años habían considerado al agua como su amiga pero, con esas olas y esa espuma y esa fuerza, no había manera que fueran a poder cruzar hasta la otra orilla.

El brujo de la tribu consultó a los espíritus de las aguas y dictaminó: "El agua se ha vuelto mala y no habrá de calmarse hasta que le entreguemos lo más preciado que tenemos". La gente comenzó a cantar  "Ebe nin flê nin ba Ebe nin flâ nin nan Ebe nin flê nin dja Yapen’sè ni dja wali", que quiere decir "Que alguien llame a su hijo, que alguien llame a su padre, que alguien llame a su madre, las jóvenes muchachas de casarán" , mientras ponían a los pies del brujo todas sus joyas de oro y marfil y todo aquello que habían alcanzado a traer consigo.

Pero el brujo desdeñó todas las ofrendas, y en cambio tomó en brazos al bebé de Pokou."Esto es lo que tenemos de más preciado"- dijo La reina entonces abrazó a su pequeño con fuerza contra su pecho mientras el resto del pueblo contenía el aliento. 

Y cuentan que luego, recordando que más allá de madre, era reina, llevó al niño a la orilla del río, lo levantó, y lo arrojó a las aguas. Y en el momento en que el bebé las tocó, decenas de hipopótamos surgieron de las profundidades y se acomodaron formando un puente con sus lomos, para que los fugitivos pudieran, así, cruzar el río. 

Cuando hubieron cruzado todos, la reina Pokou caminó tambien por sobre el lomo de los hipopótamos, en silencio. Y al llegar a la otra orilla sólo pudo decir "Baouli", que quiere decir, en su lengua, "el niño ha muerto". Los hipopótamos volvieron a sumergirse en las aguas, cerrando el paso al enemigo y así los miembros de la tribu pudieron iniciar una nueva vida al oeste del Comoé. Y se llamaron a sí mismos "Baoule", en honor al niño que había muerto para darles esa oportunidad, y a Pokou, su reina. 

*Se pronuncia Pokú

25 may. 2010

Mi yo recesionista

¡Hola a todos!

Hoy estoy de invitada en un blog que me encanta: Discípula. Es un blog de moda que ha desarrollado y viene imponiendo una consigna clara y acorde a estos tiempos: la de ser recesionista. O sea, ir de compras al placard propio antes que nada, y comprar con cordura afuera de él.

Solcito, el alma mater de Discipula, lanzó un desafío: tomar una revista de moda nueva (en Argentina fue la Para ti Colecciones, yo usé la Vogue americana de Mayo) y ver qué podíamos recrear con aquello que ya teníamos. Si les gusta la moda, no dejen de ver todas las contribuciones. Son un claro ejemplo que nada se pierde, todo se transforma, y que el que guarda siempre tiene ;)

¡Gracias Solcito!

Y ustedes ¿se animan al desafío?

22 may. 2010

Moda recessionista en Manhattan: cómo ser una más de las chicas de Sex and the City sin asaltar un banco


¡Hola a todas y todos!

Espero que estén pasando un fin de semana fantástico.

Dentro de poco menos de una semana se estrena la segunda película de Sex and The City, que sigue la vida de las protágonistas de la serie homónima, que tan bien retratara New York  y que tanto marcara una época en materia de moda y que catapultara a la fama a diseñadores como Manoloh Blahnik. Por ello, la película es esperada por seguidores y no, no sólo para ver qué les han deparado los escritores a sus protagonistas sino tambien, en gran medida, para ver qué se ponen las chicas más famosas, sabiendo que sin dudas marcarán tendencia. Tan sabido es esto que en la pagina web de la pelicula hay un link al closet de Carrie, donde pueden ver qué modelitos se han puesto en distintas escenas. Si quieren verlo, hagan click aqui.

Claro, la moda que visten las cuatro amigas sólo está al alcance de unos pocos privilegiados con salarios abultados. Pero así como los originales son para muchos de nosotros inaccesibles, hay otras casas que han elaborado modelos inspirados en ellos, o donde pueden encontrarse joyitas como las de la pelicula. Para saber más al respecto, sobre todo si piensan darse una vuelta por New York prontamente, no dejen de leer esta nota del diario The New York Times, en la que brindan datos al respecto, algunos incluso de la  encargada de vestuario de la película. Entre otros, nombra los siguientes:

- El negocio vintage  Frock, con piezas de comienzos de los 90 (de aquí sacó el sacon de piel que llevó Carrie en la serie)
- Century 21
- Ina
- Tiendas online que, dependiendo de donde vivan, pueden hacerles llegar a su casa diseños parecidos. Entre otras estan www.victoriassecret.com (con tunicas y sarongs como los que usa Carrie en el desierto) o  www. asos.com. Si viajan a USA, pueden hasta preguntar si realizan envios al hotel o al lugar donde esten parando.


Otro lugar para tener en cuenta es este blog, que busca ropa de inspiración Sex and the City sin tener que declararse en quiebra.


¡Que pasen un hermoso fin de semana largo si estan en Argentina y si no, uno cortito pero entretenido!


¡Hasta el próximo post!






19 may. 2010

Donde fueres haz lo que vieres


Hace unos años. mientras aún estaba en Costa de Marfil, leí un artículo sobre un fenómeno bastante particular: comerciantes Indios en busca de nuevos mercados estaban comenzando a poblar el continente africano. Muchos se sorprendían de la elección y se preguntaban por qué habrían de preferir, al momento de invertir (tarea ya de por sí riesgosa)paises asolados por guerras y hambrunas, en lugar de desembarcar en "terrenos más fertiles", en paises más estables. ¿Qué habria llevado a estos comerciantes a priorizar paises como Congo o Liberia, en lugar de economías emergentes de otros lugares del mundo, o bien, en lugar de los destinos clásicos para nativos de la India: EEUU, UK, Italia o España.

Ellos respondían de manera muy sencilla: "En Africa nos sentimos culturalmente más cercanos, hay una forma de hacer negocios que no nos suena tan distinta y, además, hay mucho por hacer. El mercado es grande, las posibilidades muchas, y no hace falta invertir grandes cantidades de dinero". Claro que, dicho así, parece fácil, pero hay que estar luego en los zapatos de esta gente enfrentando guerras cruentas, paises divididos, corrupción estatal (con todo lo que eso implica para trabas a la importación de productos, etc), y, en muchos casos, no sólo un idioma diferente (la mayoria estaba instalándose en la Africa francófona) sino una multiplicidad de dialectos distintos. Cabe recordar, a modo de paréntesis, que la inmigración India en el continente negro no es nueva: fueron llevados allí en épocas de la Colonia Británica, como esclavos. Lo nuevo es que se instalen y decidan hacer negocios en paises más allá de esas fronteras. ¡Y que les vayan bien a pesar de todos los problemas y contra todo pronóstico!

La explicación para ésto último la encontré en las declaraciones de uno de éstos comerciantes, a quien entrevistaba el artículo. Este hombre, originario de la India, había elegido la República Democrática de Congo ( RDC, cuya capital es Kinshasa), para iniciar su negocio de ramos generales e importación de motos indias, y ya hacía más de 8 años que allí estaba, prosperando y ampliando rubros.

Cuando le preguntaron el secreto de su éxito, él explicó cómo había encarado su empresa: primero había montado un pequeño negocio y se había dedicado a observar cómo la gente se relacionaba. Se había dado cuenta, así, que en los alrededores de los negocios siempre había mucha gente haciendo "changas": llevando bolsas de compras, ayudando a descargar cosas pesadas, dispuesta a subirse al techo a buscar algo, lo que fuera que hiciera falta. Y que a esa gente se le daba una pequeña retribución, pero fundamentalmente, se le permitía quedarse allí a pulular. Se dio cuenta tambien que el entramado social era más complejo que ello y que dependía de otras cosas. Que si la relación se mantenía sólo en esos niveles nada garantizaría que un día no comenzaran a faltar cosas, o que, en medio de los combates, de las revueltas, de las guerras, él no fuera a encontrarse solo y la misma gente que allí estaba trabajando para él no acudiera en su ayuda en momento de necesidad.

Contaba este hombre que el gran cambio ocurríó cuando fallecíó el padre de un empleado y éste le pidió prestado un auto para ir al entierro y llevar a los deudos más cercanos. El no sólo le dió el auto, sino que se lo prestó por una semana porque conocía que los funerales en Africa no son cosa de 24 hs, envió flores, e hizo una donación a la familia. El no le dió demasiada importancia (era, al fin y al cabo, lo que había observado que otros hacían) y su empleado tampoco hizo mucho mención. Pero cuando, al tiempo, estalló la guerra y empezaron los saqueos, un día al abrir la puerta del galpón donde guardaba la mercadería, después de una semana de no poder ir a causa de la situación securitaria, se encontró nada más ni nada menos que con ese mismo empleado y miembros de su familia, armados de machetes y palos. Habian dormido en el galpón durante una semana, sin decirle nada, dispuestos a defender ese negocio y la fortuna de ese hombre que los había ayudado cuando lo necesitaban y que había estado para ellos sin pedir nada a cambio. Eso es hacer negocios en Africa: integrarse a una comunidad, pasar a formar parte de la familia de aquél que trabaja para uno, hacerse cargo de esa persona (por decirlo de alguna manera), sabiendo que la retribución y la lealtad llegarán, sin pedirlas. Es esa misma lealtad la que salva, cuando todas las estructuras caen, cuando nada queda en pié, como lamentablemente sucede tan a menudo.

En el tiempo que estuve en Costa de Marfil pude comprobar que la personalización de las relaciones es necesaria y aconsejable en todos los ámbitos de la vida: al tratar con autoridades, con colegas, con empleados. Hay cortesías del día a día que, lejos de ser meros mecanicismos, conforman esa enorme red social que es la comunidad, la familia extendida. No conocer, y peor aun, no tomarse el trabajo de aprender esos códigos es un error que puede pagarse muy caro. No se pide erudición en cultura africana: se exige (si, la exigen), sensibilidad para entender que sus costumbres son distintas, que hay cosas que "en Africa no se hacen", y respetarlas, se pide humildad para dejarse enseñar, se pide interés. Y cuando digo interés, ojo que no digo caridad. La caridad, hasta cierto punto hasta diría que se desprecia, se ve como muestra de debilidad. Y de la caridad se aprovechan.

Por eso, si viajan a Africa, y en particular a Costa de Marfil, y de algo puede servirles mi experiencia, no olviden nunca que al saludar, "Bonjour" va acompañado del nombre propio o de "Madame", "Monsieur", o "Mademoiselle", que acto seguido hay que preguntar cómo está el otro y cómo está su familia, y hay que interesarse en la respuesta, que antes de pedir cualquier cosa hay que dialogar, conversar de la vida, del clima, de la cultura local, de la cultura propia, que siempre hay que ofrecer agua cuando alguien llega a casa y nunca hay que decir "no" cuando nos la ofrezcan, que no hay que mirar a los ojos al interlocutor, que si uno hace un favor hay que permitirle al otro que lo repague (de lo contrario es una ofensa, un desprecio), que nadie quiere hacer negocios apurado, y que ésta falta de apuro corre tambien para el trato con las autoridades: nunca vayan directo al grano en conversaciones oficiales, el "no tener tiempo para perder" está mal visto, hay que tomarse el tiempo de relacionarse con el otro.Si están en una posición jerárquica, recuerden que el respeto tambien pasa por estas cosas: firmeza en los límites con consideración por la persona humana. Nada más, ni nada menos. 


Entender una cultura distinta es como aprender un idioma nuevo, y aprenderlo de cero, como lo aprenden los bebés. Al comienzo todo es shock y novedad y gran dosis de frustracion porque los mismos gestos representan distintos códigos, porque creemos que decimos "A" y en realidad decimos "B" (o creemos que nos dicen "B" y en realidad nos estan diciendo "C"). Entenderse lleva tiempo, romper las barreras lleva tiempo, generar confianza lleva tiempo. Pero, como un bebé, con oidos y ojos muy abiertos y a base de prueba y error y pedidos de disculpas cuando corresponde y "por favor" y "gracias" la cultura nueva empieza a entrar por los poros y llega un punto en que no sólo se conoce, sino que hasta se presiente. Paciencia, perseverancia, respeto, ganas: nada más hace falta y la recompensa es un mundo nuevo, o al menos, una nueva forma de ver el que tenemos, que ya es mucho.

Y se los digo yo, que de salir airosa sé porque le llevé el regalo equivocado al Rey y sobreviví para contarlo...pero contarlo, lo cuento en un próximo post ;)

¡Que tengan un lindo fin de semana!

18 may. 2010

Cómo armar valijas eficientemente



Hola a todos! ¿Cómo han estado? Por aquí hemos tenido un mesecito agitado, entre exámenes y enfermedades niñeriles, pero ya estamos de vuelta.

Estoy preparando un nuevo post sobre Africa, pero no quería dejar de comentarles acerca de un artículo que salió la semana pasada en el diario The New York Times sobre cómo armar bien las valijas. Está escrito por azafatas y pilotos: gente que viaja mucho y, por ende, conoce todos los trucos habidos y por haber. Verdaderos expertos en el arte de empacar,  como el personaje de George Clooney en la película "Up in the air" (¿La vieron?).

Una de las recomendaciones más importantes es: Conozca qué es esencial para usted, qué clima hace en destino y qué actividades tendrá.Otros consejos útiles son: coordine la ropa y cambiela con accesorios, enrolle toda la ropa al guardarla en la valija, y no lleve más de tres pares de zapatos.  Lo mejor de todo es que los consejos están dados para poner todo lo esencial es una valija de mano, evitando asi colas y problemas en aeropuertos, y hasta costos ahora que las aerolineas empiezan a cobrar cada vez más por el equipaje de bodega.

No dejen de leer el artículo aquí, y no se pierdan la serie de imágenes con consejos, que está buenisima.

¡Que tengan una hermosa semana!

* El bebé de la foto es mi hijo Luka a los 9 meses, desarmando la valija de mi cuñado. Minutos se después se sumó mi hija Zoe a la valija y ...bueno, digamos que quedaron ellos dos dentro y toda la ropa desparramada afuera ;)

10 may. 2010

En el mes del bicentenario...





...y como el tango dice "nostalgia", acá les dejo un corto hecho por franceses que encontré ayer y me encantó.  


Se llama "En tus brazos" y me hizo pensar en Argentina, el país donde nací.


http://www.entusbrazos.fr/


¡Espero que lo disfruten! ¡La semana que viene estaré de vuelta con nuevos posts viajeros!


¡Que tengan una hermosa semana!






Nota para los no argentinos: Este año, 2010, se celebra el bicentenario de la Revolución de Mayo, que diera lugar al primer gobierno patrio argentino. Seis años despues, Argentina declararía su independencia de España. Si quieren saber más, hagan click aqui.


Nota 2: La imagen del comienzo es una foto de los bailarines Sonia y Gani Flores, sacada por el usuario de Flickr eugeneflores. Pueden verla aquí.