28 sep. 2010

¡Gracias! -Thank you!

Esta mañana, al revisar mi escritorio de blogger, como todas las mañanas antes de comenzar a estudiar, me encontré con esta linda sorpresa. 


¡Gracias Frugal Scholar! :D

27 sep. 2010

Un año





Hoy este blog cumple un año y, la verdad, no lo puedo creer.


Empecé a escribirlo sin saber si iba a tener tiempo para el segundo post y en estos 365 días han pasado 84. 11 ciudades. 5 paises. 3 continentes.


Empecé a escribirlo sin saber si me iba a leer alguien más que mi mamá, y hoy el blog tiene 67 seguidores, muchos de los cuales nunca me vieron en su vida, y sólo me conocen a través de estos textos.


Así que hoy quiero agradecerles. A ustedes: a quienes leen, a quienes comentan, a quienes sugieren, a quienes alientan. Gracias por estar del otro lado, y por acompañarme en este trotar mundos desde lugares tan distantes.


¡Que tengan una hermosa semana! (Y ahora vuelvo a estudiar! ;)












21 sep. 2010

Avisos parroquiales ;)

¡Hola a todos!

¿Cómo están? Espero que estén muy pero muy bien.

Hoy les escribo para avisarles que este blog entra en un receso por un mes. Creo haber contado ya alguna vez que estoy estudiando una maestría, y justamente ahora entro en período de exámenes. Intentar escribir en el blog ahora es igual a volverme loca, así que me veo obligada a dejar de hacerlo hasta que pasen los exámenes y tenga nuevamente algo de tiempo libre. 

Así es que tendrán unas vacaciones de mí, por un tiempito. Tengo muchos planes y proyectos y posts pensados para la vuelta así que espero poder seguir en contacto con ustedes, y que vuelvan a pasar por acá hacia fines de octubre. Por lo mismo no me verán comentando en sus blogs en este tiempo, pero prometo ponerme al día ni bien la vida vuelva a la normalidad.

¡Que tengan un mes maravilloso y hasta el próximo post!

16 sep. 2010

Hoy estoy en Finlandia....

.... al menos virtualmente, porque estoy como blogger invitada en Metscan un blog hermoso, lleno de estilo y buen gusto en el que es un honor participar. 


No estoy hablando de viajes, sino de minimalismo, de la idea de un guardarropas básico y un poco de mi historia personal. ¡Pasen y vean!


¡Que pasen un hermoso fin de semana!




9 sep. 2010

Alojamiento accesible:Un dato y algunas novedades





Hola a todos! ¿Cómo están? ¿Cómo los trata la semana? Espero que estén pasándolo muy pero muy bien.

En el post de hoy les traigo una recomendación, a la que lamentablemente se le aplican desde hace poquito (al menos en la letra si no en los hechos) un par de excepciones.

Hace unos meses les comentaba acerca de dos opciones diferentes de alojamiento accesible: couchsurfing y home exchange. Hoy les quiero comentar acerca de un servicio parecido: el alquiler de departamentos o de cuartos a compartir en departamentos ajenos, brindado por ésta pagina web.

La metodología es sencilla: personas que quieren alquilar -ya sea cuartos dentro de su casa por  corto tiempo, o bien sus residencias- las publicitan en la página, y aquellos que necesitan un lugar donde alojarse en esa ciudad, mediante una búsqueda sencilla, acceden a un listado con precios y condiciones. La particularidad de airbnb, en mi opinión, es lo fácil que es usar el sistema y la poca intermediación en la relación locador-locatario y la cantidad enorme de propiedades de distinto tipo y en diferentes lugares. Además, cada tanto la página misma organiza actividades, como happy hours, en distintas ciudades para que la gente que allí está de viaje y los locadores de esa misma ciudad se conozcan, lo que es interesante sobre todo cuando uno viaja solo o en pareja (en familia se complica un poco ir a un happy hour, je).

Nosotros usamos este sistema cuando estuvimos en Paris, en el mes de Julio pasado. Queríamos un departamento y no una habitación de hotel por varios motivos: costo (los hoteles bien ubicados tienen precios astronómicos), y porque nos daba la libertad y la comodidad de tener una cocina disponible y mayor espacio, lo que con niños pequeños no es un tema menor. 
Antes de llegar a Airbnb averiguamos con otras compañías que se dedican a alquilar departamentos por corto plazo pero o no tenían nada disponible para esa época en los lugares que nosotros queríamos o el servicio dejaba mucho que desear (lentitud en responder mails, falta de respuesta a todas las inquietudes, etc) o requerían contratos verdaderamente leoninos.


A este respecto, aprovecho para darles aquí un consejito legal (que al fin y al cabo por algo soy abogada, jeje): nunca acepten firmar un contrato en una lengua que no comprenden ni con condiciones que no entienden y nunca acepten un contrato donde se les requiera un depósito a ser devuelto luego de su partida del país. Entre otras cosas, el contrato leonino del que les hablo requería, no sólo la contratación de un seguro todo riesgo (que era barato, está bien), sino además un depósito en garantía de posibles daños de un monton igual al del alquiler (¿para qué el seguro, entonces?), a ser devuelto (atentti)¡ una semana después del check out!. O sea, una vez que nosotros no estuviéramos más en Francia, con lo cual sería imposible controlar posibles cargos y quejarnos, en caso de ser necesario. A mi modo de ver, inaceptable. En el caso de dejar un depósito en garantía, exijan siempre que se realice un inventario de las condiciones en que les entregan la propiedad y saquen fotos con fecha y en lo posible en las que aparezca la persona que les entrega el departamento en donde figure toda mancha, rotura, o problema.Exijan además un inventario al momento de la partida y que, terminado el mismo, se les devuelva el depósito entregado. Más vale prevenir que curar. 

Por contraposición a estos sitios con tantos  inconvenientes y vueltas, el procedimiento de airbnb fue sencillisimo, y se nos brindaba además la garantía que el pago que se nos debitaba de la tarjeta sólo sería entregado al propietario el día en que nosotros teníamos que llegar. Y se nos daba un telefono de la compañia para el caso de tener algún inconveniente. Afortudamente no hubo ninguno, el departamento estaba en perfectas condiciones, el dueño fue sumamente amable y profesional y nuestra estadía en Paris fue fantástica.En suma, un servicio que recomiento ampliamente y, como yo, mucha gente, como pueden ver por las reviews que hay en la página web.


Este tipo de opciones es sumamente conveniente para familias y en ciudades caras, donde los precios de la hotelería están por las nubes. Sin embargo, lamentablemente, algunas ciudades están restringiendo esta posibilidad, prohibiendo alquileres por menos de 30 días debido quejas de los residentes permanentes de los edificios (a los que el entrar y salir de gente les molesta) a la escasez de vivienda y a que con éste método las comunas no cobran impuesto como el bed tax (por cama, que se cobra en hoteles de NY). Entre otras, estas ciudades son New York (la medida empezará a regir desde el 1ero de mayo de 2011), San Francisco y (oh sorpresa) Paris. En esta última evidentemente nadie le hace caso, pero están advertidos.


Si quieren saber más sobre estas restricciones, les recomiendo leer éste, éste,y éste artículo.


Espero que pasen un hermoso fin de semana y ¡HASTA EL PROXIMO POST!









2 sep. 2010

Serbia: sabores de la infancia



¡Hola a todos! ¿Cómo están?  En el post de hoy quiero contarles un poco acerca de aquellos productos que son recordados con nostalgia por distintas generaciones de habitantes de la ex-Yugoslavia en general y de Serbia en particular, esos productos simples,  de supermercado o de kiosco, que evocan recuerdos, que hacen pensar en la escuela, en los juegos, en la infancia.  Así, si un día visitan Serbia, podrán entrar en un supermercado y conocer qué productos consumen las familias en el día a día,  o probarlos en su casa, si es que encuentran  algún mercado de productos "yugoslavos"en la ciudad donde viven. 

El producto de la foto que inicia este post es, sin dudas, la galletita más famosa: Plazma. Generaciones enteras han crecido comiéndola. Es dulce, pero no demasiado (algo así como la Vocación o la Manón, en Argentina), y tiene la particularidad que, al hacerla polvo o mojarla con leche, no se hace un pasticho tipo engrudo, sino que conserva una cierta consistencia. ¿Por qué hago esta última aclaración? Porque la fascinación local por la galletita es tan grande que se la utiliza en muchísimas recetas y hasta se vende la galletita ya molida, en polvo, para adjuntarla a distintas preparaciones. Plazma Mlevena, como se llama a este polvo, es, por ejemplo, el ingrediente secreto de la Baklava en algunos lugares (que reemplaza la mitad de la cantidad de nueces de las recetas) y hay miles de recetas de tortas hechas con él, o con la galletita entera, como la del video que adjunto más abajo. Para que se den una idea de la pasión que despierta, la frase que se encuentra debajo del nombre de la galleta, Kuca nije dom bez Plazma, quiere decir "Una casa sin plazma no es un hogar".




Encontrar el producto de las dos fotos que siguen fue una gratísima sorpresa, algo así como compartir un pedacito de infancia con mi marido. Bananica es, nada más ni nada menos, que una Bananita Dolca, de Nestlé: una crema esponjosa con sabor a banana, cubierta de chocolate. 




Las galletitas que siguen en las fotos son también un clásico. Las Medeno Srce son corazones de miel, cubiertos de chocolate y la masa de la galletita en sí me recuerda al sabor de los alfajores marplatenses (para que aquellos que conocen productos argentinos). Las Noblice y las Domacica las he visto en todas las casas que he visitado, y mi marido me contaba que, éstas últimas, eran el clásico regalo que se llevaba a las casas a las que se iba de visita a tomar el café. 







¿Con qué bebida se acompañaban estas cosas dulces? Con un jugo llamado Cedevita, que viene en distintos sabores y declara estar reforzado con vitaminas (?). De todas maneras, cabe aclarar que, según me cuenta mi marido, ni el jugo ni las gaseosas eran cosa de todos los días, sino más bien para ocasiones especiales y algo que se consumía de vez en cuando (cumpleaños, celebraciones, etc).




Y para terminar este post, los dejo con una foto de algo que me resultó muy curioso. Miren el pan siguiente y díganme si lo identifican:


¿Se dieron una idea de qué tipo de pan es? Si dijeron pan de campo, como yo, perdieron. ¡Es pan árabe o pan de pitta! En Serbia se llama Somun y no es finito, sino un pan levado y con mucha miga.

¡Espero que les haya gustado el post y les deseo un hermoso fin de semana!







1 sep. 2010

Sabores de Serbia:Poslacticarnica o el imperio de los dulces







¡Hola a todos! ¿Cómo han estado? ¿Cómo los trata esta semana? ¡Espero que estén muy pero muy bien!

En el post de hoy seguimos recorriendo el alma Serbia a través de los sabores de su cocina. Y si de cocina se trata, tengo que advertirles que sus dulces podrían bien inducir al coma diabético porque son dulcísimos! Como ya les comenté en posts anteriores, en materia de repostería (y de cocina en general), Serbia se ha visto influida por los pueblos que la colonizaron y con los que compartió su destino durante siglos, así que como les comenté antes, en estos locales de repostería tradicional podrán encontrar tanto tortas de corte noreuropeo,como las famosas Selva Negra o Strudel, como delicias turcas como la Baklava. 





Las poslacticarnica, o locales de repostería tradicional, se encuentran en distintos lugares de Belgrado, y seguramente se encontrarán con alguno donde sea que caminen. Hay unos muy famosos muy cerca del centro, en una zona llamada Zeleni Venac (en las calles Prizrenska, Makedonska, Balkan y Karadjordjeva)  pero yo los he visto mucho también a lo largo de los Boulevards. Suelen ser locales pequeños (como los de comida rápida), con pocas mesitas donde consumir lo que se compra si así se desea, acompañado de un café (en invierno) o de boza o limonada (en verano) y es frecuente ver gente que simplemente llega a tomar un café con los dueños, a los que conocen desde hace muchos años.Esto es así porque la tradición repostera se va transmitiendo de generación en generación y la mayor parte de estos locales se encuentra en el mismo lugar desde hace décadas. [ El local de la foto del inicio de este post, por ejemplo, está en funcionamiento desde 1937] .

Ahora bien ¿qué comer allí? Si quieren llevarse una idea de la diversidad de sabores que forman lo que en Serbia se considera "repostería tradicional", mi consejo es que pidan un poquito (Keyword: poquito) de cada cosa y se sienten tranquilos con un café o con boza, a degustarlos lentamente y a ver el movimiento del local y de las calles, y lleven lo que les sobre (¡si sobra!) a su hotel o departamento. Una advertencia: Es posible que la variedad de productos se modifique de invierno a verano (en verano suele haber menos variedad de tortas porque estos locales priorizan la fabricación de helado artesanal)

Entre otras delicias, seguramente encontrarán las siguientes:

- Tortas de corte nord europeo: selva negra, struddel, etc
Triglav: Tiene la misma forma del conito havanna, pero en lugar de estar relleno de dulce de leche lo está con crema de chocolate (crema de manteca al chocolate, generalmente). 
Krempita: Una bomba. Una especie de capa bien gruesa de crema pastelera (mezclada con crema de leche) entre dos capas finitas de hojaldre. Pueden ver una foto y una receta aquí 
- Baklava: Un clásico cuyo origen discuten griegos y turcos y que está presente, con ciertas variedades, en ambas cocinas y también en la repostería de los balcanes. La receta tradicional requiere masa filo, nueces, y mucho almibar...pero la receta que tengo yo (proporcionada por mi cuñada) tiene un ingrediente secreto que les cuento en otro post ;-)
- Kuglof: Una torta con frutas secas y nueces (fantástica para el té)
- Ratluk: bombones de fruta, de origen turco
- Tulumbe: Una especie de churros. Aqui pueden ver una receta. 
- Vasa's Torte:  Una torta con nueces, chocolate y mucha crema. Encontré online esta receta de Nigella que muchos recomiendan, por si quieren probarla.


- Para acompañar tanta azúcar: Boza, limonada (en verano), o café (en invierno)

Y, como lo prometido es deuda, aquí van dos recetas: Una, de la torta Kuglof, que es facilísima de hacer y, la segunda, las instrucciones para preparar café a la turca, como se toma en Serbia, para que acompañen el kuglof.


Receta de Kuglof (¡de mi cuñada!)

Ingredientes:

3 huevos
1 taza grande de yogurt
4 tazas de harina
2 tazas de azucar
1 taza de aceite
12 grs de polvo de hornear
nueces y frutas secas a gusto

Preparación

Batir apenas los huevos y agregar el resto de los ingredientes, todos juntos. Mezclar. Enmantecar y enharinar un molde de torta. Verter la preparación en el mismo y cocinar a 200 grados centígrados hasta que la torta se dore. Una vez dorada, reducir el horno a 150 grados y seguir cocinando hasta que al insertar un palillo escarbadiente salga limpio.

Preparación del café a la turca

Colocar agua en un recipiente, tanta como tazas de café a servir. En Serbia se usan jarros de mango largo pero si no tienen, usen una olla o otro jarro.  Lleven el recipiente al fuego hasta que hierva y, una vez en ebullición, agreguen tantas cucharadas de café de filtro como tazas de té, más una para el jarro. Si desean el café dulzón, agreguen una o dos cucharada de azucar también. Disminuyan un poco el fuego para que el café no rebalse. Vuelvan a colocar el jarro en el fuego hasta que llegue a punto de ebullición. Retiren del fuego, dejen reposar durante 30 segundos y sirvan. Y despues de tomarlo, diviertanse leyendo la borra del café ;-)


¡Espero que les haya gustado el post y las recetas! Les prometo ir adjuntando más recetas, pero por si quieren saber más antes que yo lo haga, aquí y aquí les dejo dos links interesantes.

¡Hasta el próximo post!