29 oct. 2010

Casi de vuelta...



¡Hola a todos!

¿Cómo han estado? Espero que muy, pero muy bien.

Yo he finalmente terminado de rendir por este año, lo cual me tiene muy contenta. No sólo por haber rendido (aún no sé las notas), sino, más que nada,  por haber logrado estudiar lo suficiente como para hacerlo. El único problema es que terminé al borde del surmenage y por eso me he tomado una semana de descanso mental antes de retomar actividades que requieren de mi atención- ¡como escribir en el blog! 

Así que ya la semana que viene estaré de vuelta por estas páginas, y ésto será con algunas novedades: algunos cambios cosméticos, una nueva serie, colaboradoras de lujo, y hasta un desafío para ustedes, mis queridos lectores! Nos esperan varias ciudades por recorrer juntos, empezando, nada más ni nada menos que por Paris. Espero que les gusten los cambios y los nuevos posts y que podamos seguir recorriendo lugares juntos.

Antes de despedirme, un agradecimiento. En este mes que pasó tuve una sorpresa muy grata: lectores que desconozco se comunicaron conmigo via email o mensaje de facebook para plantearme dudas e inquietudes. A ellas quisiera agradecerles el acercarse, la buena onda, y el confiar en mí sus dudas, sus inquietudes, sus interrogantes. Espero que sigan encontrando en este lugarcito cosas interesantes. 

¡Feliz fin de semana y Feliz Halloween para quienes lo festejen!

¡Hasta el próximo post!




4 oct. 2010

Historias y perspectivas

Esta mañana mi mamá me envió este video, extraído de esta página web.

En el mismo, la escritora Nigeriana Chimamanda Adichie, autora del libro Half of a yellow sun, habla del riesgo de escuchar una sóla campana, de formar ideas en base a una sola parte de una historia, de cualquier historia: la historia de un pueblo, su caracter, sus ideas, sus creencias. 

Cuando empecé a escribir este blog lo hice en gran parte porque, antes de ir a Costa de Marfil, el continente africano era para mí un gran agujero negro, una gran incógnita marcada por las noticias que, de manera muy esporádica, poblaban los diarios acerca del mismo. Y allí descubrí otra historia, otra forma de ser, otra forma de ver la vida. Y hoy Costa de Marfil es para mí el conjunto de todas esas vivencias y Africa es, en parte, esas mismas experiencias y en parte la incógnita de muchas historias más, personales y comunitarias, que desconozco y sé que desconozco. Y quise transmitir ese aprendizaje, personal, subjetivo y esa aprendida convicción de que, distantes y distintos, somos todos humanos luchando por sueños parecidos.

Espero que les guste el video y, como les digo siempre ¡Hasta el próximo post!