10 mar. 2010

Florencia: Tips, tips, tips


¡Hola! ¿Como están? Espero que estén teniendo una hermosa semana.

Aquí les traigo, finalmente, el resto de mis tips de viaje por Florencia. Me atrasé un montón en terminar este post porque mis bebés se enfermaron durante su primer semana de guardería, pero ¡acá está!

Espero que les sirvan si van a viajar, o que, si no tienen en vistas ningún viaje, al menos les permitan sentirse un poquito ahí, imaginando aquello que se puede hacer en la ciudad.

Cómo llegar a Florencia:

A Florencia se puede llegar por cuatro vías distintas: avión (ya sea al aeropuerto de Florencia/Peretola, o al aeropuerto de Pisa, que es donde llegan los vuelos de aerolineas baratas como ryanair y easyjet), tren (a la estación Santa Maria Novella), auto (tomando la autopista A1) y bus.

Si llegan a Florencia por avión al aeropuerto de Florencia "Americo Vespucci", pueden consultar antes de viajar en su página de internet todo lo relativo a vías de acceso a la ciudad desde el mismo. Tambien tienen un plano del aeropuerto y un listado de servicios. Dentro del aeropuerto hay una oficina de turismo, que brinda explicaciones, da un mapa gratuito y hasta puede encargarse de reservas hoteleras.

Para llegar a Florencia desde el aeropuerto hay tres opciones: Taxi, que tiene una tarifa fija de entre 20 y 23 euros (dependiendo de su es de día, de noche o feriado) y tarda 15 minutos en llegar al centro;  omnibus (que sale cada media hora y cuyos horarios pueden ver aqui) o alquilar un auto y dirigirse al hotel ustedes mismos. En este último caso hay que tener en cuenta que en el centro histórico no están autorizados los automóviles particulares, sólo los taxis, así que esta opción dependerá de dónde se encuentre su hotel y si éste les facilita estacionamiento.

Si llegan al aeropuerto de Pisa, pueden llegar a Florencia en auto, tren o bus. El trayecto en tren toma una hora, pero hay sólo seis trenes por día directos desde el aeropuerto. En caso que no tengan un tren en horario cercano cuando lleguen, les conviene tomar un tren a la estación de Pisa, y desde allí tomar otro tren a Florencia (son mucho más seguidos). Los billetes se compran en la oficina de informaciones y pueden ver los horarios aquí. Otra opción es tomar las combis que salen cada 50 minutos, a sólo 10 euros por adulto, y que van hasta la estación de trenes de Florencia (Santa Maria Novella). Pueden ver los horarios de las combis y obtener más información aquí.

Si llegan por tren, desde alguna otra ciudad italiana: lo harán a la estación de trenes Santa Maria Novella. La Estación se encuentra en el centro de la ciudad, por lo que moverse desde allí es muy facil. Si su hotel está en el centro histórico y no tienen mucho equipaje, pueden llegar a él directamente a pie sin mucho problema. Si no, de la estación misma salen muchos ómnibus locales y hay una estación de taxis ubicada en la puerta. Si no tienen  reserva hotelera, sobre la puerta de salida que da a Via Luigi Alemanni hay un servicio de reservas inmediatas, y cruzando esa misma calle y haciendo unos metros hacia su izquierda (con la estación a sus espaldas) se encontrarán con la oficina de Turismo, de donde podrán llevarse un mapa, folletos e indicaciones de qué hacer en la ciudad. Asimismo, la estación de trenes cuenta con un servicio de guarda equipaje, por si quieren dejar allí algún bolso o valija que no vayan a usar durante su estadía, a precio razonable.

Si llegan por auto o bus: seguramente lo harán por la autopista A1. Los bus suelen desembarcar pasajeros frente a la estación Santa Maria Novella, así que lo dicho en el punto anterior se aplica aquí también.

Cómo moverse en Florencia:

Esto dependerá de dónde se encuentre su hotel, pero en general, salvo que esté en las colinas la respuesta es: caminando. La ciudad es pequeña y la mayor parte de los monumentos y museos se encuentran a corta distancia el uno del otro, por lo que otros medios de transporte no son verdaderamente necesarios.

En el caso de que su hotel se encuentre en las colinas (como Villa la Vedetta, que está  cerca de Piazzale Michelangelo) es posible que el mismo brinde un servicio gratuito de transporte al centro de la ciudad. De lo contrario los ómnibus son buenos y baratos. Otra opción es alquilar una bicicleta, tomar un taxi, o caminar un poquito más que de costumbre, lo que no está mal tampoco! ;)

Sobre este tema, pueden ver la página web de la Comuna de Firenze, que tiene un apartado sobre cómo moverse en la provincia toda, incluida claro está la ciudad de Firenze misma, con mapas que permiten calcular distancias y datos acerca de calles en reparación, para el caso que quieran alquilar un auto.

Qué ver y qué hacer en Florencia:

Qué ver definitivamente no es un problema, porque la ciudad está llena de cosas para admirar, el problema más bien es qué dejar de lado si no se va con mucho tiempo.Para una idea de qué se puede hacer en la ciudad, los remito a mis posts anteriores sobre el tema, donde pueden encontrar varios links para empezar a planificar el viaje. Y, además, a continuación les dejo algunas ideas de itinerarios de acuerdo a los días que tengan, y de actividades un poco fuera de lo común que pueden resultarles divertidas. Sobre ésto, les cuento que en las calles de Florencia hay pequeños carritos que venden souvenirs y guías de la ciudad. Estas guías, si bien no tienen información acerca de hotelería y cultura (como otras guías como Michelin, Lonely Planet, etc), sí tienen buenos itinerarios con información básica de los distintos hitos a ver en la ciudad. Así que si llegan a Florencia sin guía de viaje, les recomiendo comprar una de éstas (cuestan entre 5 y 7 euros tan sólo).

Si tienen 1 día en Florencia: Empezaría el día bien temprano, recorriendo el Centro histórico a pié, incluyendo: Santa Maria Novella, San Lorenzo (Iglesia y mercado), Duomo (Santa Maria dei Fiori) y dependiendo de mi estado físico, subiría a la cupola ;), piazza della Republica, Palazzo Vecchio y Piazza della Signoria  y Ponte Vecchio. Por la tarde, iría a la Galería degli Ufizzi, que es un museo maravilloso y que no vale la pena perderse.Por la noche me sentaría en uno de los bares de Piazza della Reppublica a ver a los artistas callejeros tomando un helado o un chocolate caliente, dependiendo de la estación del año de que se trate. Finalmente, caminaría hacia el arno para ver el Ponte Vecchio cambiar de colores con los juegos de luces.

Si tienen 2 días en Florencia: Haría el mismo recorrido anterior, en el primer día pero sumándole visitas guiadas a la Capella Medici (en la Iglesia San Lorenzo, al Battistero y al Duomo  y a Palazzo Vecchio. El segundo día visitaría La Galería degli Ufizzi y el Museo della Academia, para ver el David.

Si tienen 3 días en Florencia:Sumaría al día anterior un paseo por Oltrarno, con Palazzo Pitti y Jardines de Boboli, y luego una caminata hacia Piazzale Michelangelo para ver la ciudad desde la lejanía.



Si tienen 4 o más días en Florencia: Haría más visitas guiadas: Santa Maria Novella y Santa Croce, por ejemplo, y visitaría la Iglesia de San Miniato a Monte. Agregaría tambien alguna de las experiencias siguientes:

-Itinerarios sugeridos por la Comuna de Firenze (algunos con visitas guiadas).Incluyen desde recorridos más o menos tradicionales, hasta otros como la Firenze del 800  o Firenze y el tren. Pueden ver la información en la página oficial de la misma, la que les recomiendo muchísimo porque está llena de información interesante.

- Clases de cocina. Muchas veces los mismos hoteles las ofrecen (lo que tiene la ventaja que  uno se garantiza los chefs que las proporcionan son italianos), pero también hay agencias turísticas que las incluyen en sus ofertas. Algunas se desarrollan en la ciudad misma, pero más comunmente tienen lugar en alguna villa de la campiña toscana y se viaja por el día. El precio suele incluir ingredientes, y el menú - compuesto de antipasti, pasta, primo piatto y postre-se degusta al final de la clase. Pueden ver distintos tipos y precios aqui, aqui, aqui, y aqui. Tambien hay restaurants, como la Trattoria Garga, que  brinda clases de 1 o 5 días  de cucina povera. Bed and Breakfasts como Antica Posta y las residencias Johana y Johlea los incluyen en sus servicios a pedido, así que si les interesa vale la pena preguntar al momento de hacer la reserva.

-Degustación de vinos: Los vinos toscanos son famosos por su excelente calidad  y su denominación depende de la región: Chianti, Brunello di Montalcino y el Vernaccia de San Gimignano, entre otros. Pueden ver ejemplos de estos tours aqui, aqui y aqui. Para preparse para la degustación y saber en qué consiste, pueden leer esta nota publicada en el diario La Nación, de Argentina.

- Florencia en bicicleta: Hay varios tipos de tours de este tipo, y algunos incluyen tambien visitas al Chianti (una region de la Toscana, famosa por sus colinas bordeadas por cipreses, sus viñedos, y las pequeñas flores de las amapolas que se encuentran aquí y allá en la campiña). Pueden ver ejemplos de ellos aquí, aquí y aquí.

- Recorrido de Florencia en carruaje: Yo ví los carruajes en Piazza della Signoria, pero los tours suelen ser ofrecidos por hoteles (como las residencias Johana y Johlea) o por agencias de turismo, como ésta.

- Visitar los mercados de antiguedades: Los hay casi todos los fines de semana.  Los segundos domingos de cada mes (salvo en Agosto) se llevan a cabo en Piazza Santo Spirito, los terceros domingos de cada mes (salvo en Julio y Agosto) en la Fortezza di Basso, y los últimos domingos de cada mes, en Piazza dei Ciompi. Además, hay una muestra bianual de anticuariado que se lleva a cabo los años impares en Palazzo Corsini. Pueden ver información acerca de la misma aquí.

-Visita a Fiesole, con picnic mirando la ciudad desde lo alto. La ciudad de Fiesole es famosa por sus ruinas etruscas y porque allí se encuentran muchos hoteles de lujo. Pueden juntar provisiones para un picnic en el Mercado San Lorenzo (en Florencia), y luego tomar el ómnibus número 7, que los dejará en la plaza central de Fiesole. Una vez allí podran recorrer la ciudad, y finalmente comer un picnic en el pasto del anfiteatro romano, o bien en algún lugar tranquilo de la ciudad, mirando Florencia desde lo alto. Aqui pueden ver más información sobre Fiesole, e imprimir un mapa del lugar.

Hay además tours interesantes ofrecidos por los hoteles, como los del bed and breakfast Johana & Johlea: recorrer la toscana en globo aerostático, visitar el estudio de un pintor para admirar los frescos pintados por el artista ¡que hasta pueden sacarse de la pared y llevarse de recuerdo! o juntar trufas en las colinas que rodean San Miniato a Monte.

Como pueden ver, la oferta de actividades es amplísima. Qué hacer, qué ver y qué priorizar depende básicamente del gusto -y del presupuesto-de cada uno. Pero en Florencia siempre es posible pasarlo bien e irse con el alma llena de imágenes bellas.


Qué comer y beber y dónde hacerlo




Comer rico en Florencia no es un problema: todo es delicioso. En general, cualquier plato que pidan en la gram mayoría de los restaurants y fondas estará bien preparado, con ingredientes naturales y sabrá bien. Los platos que menciono a continuación son aquellos típicos de la Toscana, o bien, que se comen particularmente bien allí (o al menos esa ha sido mi experiencia). Tambien, más abajo, les doy ideas de dónde comer bien, yendo desde restaurants con vistas, a lugares más accesibles.

- Bruschetta al pomodoro: Si bien las bruschettas se pueden comer en todas partes, me ha ocurrido que sólo en la Toscana refriegan el pan con ajo antes de ponerle el aceite de oliva y eso les da un gustito especial. La receta es simple: se tuesta el pan, se lo refriega con ajo, se le tiran unas gotas de aceite de oliva, y luego se le ponen arriba cuadrados de tomate y albahaca fresca. Simple y exquisito.

- Crespelle alla fiorentina: Son, básicamente, canelones de ricota y espinaca, servidos con salsa blanca (bechamel) espolvoreada con nuez moscada.

- Risotto: Es tambien un clásico italiano: arroz bastante cocido, generalmente con algunas verduras y con parmesano (derretido por el calor del arroz). El risotto ai carcioffi (con alcauciles) es un clásico florentino.

- Bistecca fiorentina: Es ni más ni menos que un bife de ternera de 500 grs, cocido a punto medio. Para los argentinos nostálgicos ;)

- Fegatto alla fiorentina: Son rodajas de hígado de ternera, enharinadas y fritas en aceite de oliva con ajo y salvia.

- Ossobucco alla fiorentina: ossobucco cocido en salsa de tomate y servido tradicionalmente con espinaca.

- Cantucci col  vin santo: Los cantucci son galletas duras y secas de almendra, que se comen tradicionalmente mojándolas en vino de misa (vin santo) o en algún otro vino de postre. En Florencia los venden en packs que incluyen una botella de 1/4 litro de vino y una bolsita de cantucci, como para disfrutar en la tranquilidad de la habitación de hotel, o llevarnos un pedacito de la Toscana a casa.

- Tiramisú: Si bien es un postre que pueden comerse en toda Italia, como hay historias que afirman que nació en la Toscana (en Siena, en honor a Cosimo III de Medici, más precisamente), vale la pena hacerle los honores en su tierra ;)

- Torta della nonna: Es una torta hecha a base de una masa fina, rellena de crema pastelera a la vainilla, ricotta y espolvoreada con azucar impalpable y piñones de pino. Existen mil recetas, yo les recomiendo la que da Frances Mayes en su libro "Bajo el Sol de Toscana" y que lleva polenta en la masa.

- Cioccolata calda: Ni más ni menos que el clásico chocolate caliente. Pero señoras y señores ¡qué chocolate caliente! IN-CRE-I-BLE. En Florencia es, no sólo super chocolatoso, sino sumamente espeso. Más que una bebida: un postre. Les recomiendo tomarlo en el Café Gigli, en Piazza della Reppublica, para mayor placer ;)

Ahora que ya les conté qué comer, paso a darles algunas recomendaciones basadas puramente en mi experiencia personal. Hay muchísimos restaurants en Florencia y, como ya les dije, en la mayoría se come muy bien. Los que no me gustaron son los restaurants de comida rápida italiana que se encuentran a lo largo del Arno: la comida estaba fría y parecía vieja. Si quieren comer en este tipo de lugares (donde los platos salían cuando fui alrededor de 5 euros), hay dos de mejor calidad: uno al frente del Duomo, y otro en Via Por Santa Maria (la calle que va desde Ponte Vecchio a Palazzo Vecchio). 

Otra opción para comer por poco dinero es hacerlo en el mercado San Lorenzo que es muy limpio y muy lindo. En los alrededores del Mercado tambien hay muchas trattorias. Yo les recomiendo dos:

- Trattoria ZA-ZA. Queda en la plaza detrás del mercado (Piazza del Mercato Centrale) y si van cuando hace calor, pueden sentarse en las mesitas ubicadas en la plaza misma. Se come muy bien y la atención en muy buena.

- Una cuyo nombre no recuerdo (perdón!) que queda en Borgo San Lorenzo (en la calle que va desde el Duomo a la Iglesia San Lorenzo), es el último restaurant sobre mano derecha viniendo desde el Duomo. Se puede ver el interior desde la calle y los manteles individuales, de papel, hacen las veces de carta. Exquisitas las pastas, especialmente los "penne carretiera" (penne en salsa de tomate picante y con mucho ajo).

Un poco más cerca de Santa Maria Novella, por la misma zona, está el Restaurant La Madia (Via del Giglio 14). Es un poco más caro, pero encantador, con mesitas con manteles rojos y blancos y velitas encendidas en las mesas.

Un poco más alejado, cruzando la Porta al Prato, está uno de mis restaurants preferidos: El Restaurant Pizzeria Pinolo.Se come fantástico, y es super barato. No es un lugar turístico, nosotros lo descubrimos casi por casualidad porque queda cerca de el Bed and Breakfast Antica Posta, donde estábamos parando. Así que los comensales son todos italianos, lo que crea una atmósfera auténtica que nos encantó. La cocina está a la vista y es un placer ver cómo el cocinero amasa las pizzas y hace las salsas para las pastas. La dirección es Via Ponte alle Mosse 24/26 r.

Y finalmente, el restaurant donde fuimos a comer despues de mi casamiento: El Golden View Open Bar.



Es imposible no verlo: Está al lado del Ponte Vecchio, en Oltrarno, y tiene una vista exquisita no sólo del puente, sino de la Galería degli Ufizzi. Se come muy, muy bien, y no es caro a pesar de la vista maravillosa que tiene. Por las noches, además, hay conciertos de jazz.

Qué comprar y dónde hacerlo:

A riesgo de ser repetitiva, lo diré una vez más: En Florencia todo es lindo. O sea, van a tener ganas de llevarse la ciudad entera. Lo bueno es que hay cosas para todos los gustos y bolsillos: desde las tiendas carísimas de Via dei Tornabuoni, hasta la paperlería tradicional que pueden comprar en los mercados. Aquí les dejo un repaso, breve, de algunas de las cositas con las que pueden tentarse ;)

- Tiendas de lujo: Si lo suyo es el lujo, en Florencia encontrarán todas las grandes firmas italianas y algunas extranjeras. Ropa, zapatos, joyerias: ustedes nombrenlo, ahí está todo. La mayoría se concentra en el triángulo entre Via dei Tornabuoni y Via della Vigna Nuova. Si de comprar joyas se trata, aunque en la ciudad están Tiffany's, Damiani y Bulgari, tengan en cuenta que las joyerías del Ponte Vecchio son tradicionales y que están allí desde la edad media.

-Ropa y zapatos, para los no millonarios: Todas las casas europeas: Zara, Mango, Benetton, Massimo Dutti, Patrizia Pepe, Max &Co, Marina Rinaldi y muchísimas más están en los alrededores de Piazza della Reppublica. Tambien están allí las tiendas de departamentos, como La Rinascente, que tiene un bar precioso en la terraza, desde donde se ven las cúpulas del Duomo y el Campanile, así como tambien el resto del centro de Florencia.

 - Aromas y perfumes: Una especialidad florentina desde la edad media, en que los monjes de Santa Maria Novella los preparaban en las antiguas boticas. Imperdibles las dos siguientes:

- Antica profumeria Santa Maria Novella: Todo un clásico, no sólo por la calidad de sus perfumes y aromas de ambiente, sino por la belleza del local. Aunque no compren nada, no dejen de verla. Está a la vuelta de la Iglesia Santa Maria Novella, en Via della Scala.

- Antica Botica del Farmacista Dr. Vranjes: Es mi preferida para aromas de ambiente. Caros, pero duraderos y, sobre todo, deliciosos. Mis preferidos son: el aromatizador de vainilla y mandarina, y el de orquídea y magnolia (obvio ;) Se encuentra en Borgo La Croce.

 :

Otras casas de aromas, perfumes y jabones son: L'Erbario (en Piazza della Signoria) y la Profumeria Inglese.

Cuero: Otra especialidad florentina. Divinas las carteras, billeteras y los guantes de cuero. Hay negocios por todos lados, y hay incluso productos muy buenos en los mercados. Para guantes: Via Por Santa Maria y Via dei Guicciardini.

Mayolica: Hay desde antiguos lavabos de cuarto y jarras, hasta pequeños dispensadores de aceite de oliva y acetto (son pequeños círculos de mayólica de los que sale un tubo de metal (que tiene dentro otro tubo más pequeño), lo que hace que nunca salga un chorro fuerte de aceite, sino justo lo necesario para aderezar sin accidentes)

Papelería: Mi pasión. Usan el diseño tradicional florentino (del que les dejo un collage más abajo) en todo: cuadernos, agendas, papel de cartas, tarjetas de agradecimiento, tarjetas personales, lapiceras, etc. Las pueden encontrar de distintos precios, desde los más baratos en los mercados, hasta los más caros que vienen envueltos en una bolsa de terciopelo, en Signum (a la vuelta de la Galeria degli Ufizzi)


Otro clásico dentro de la papelería son los mapas antiguos y los almanaques con imágenes de arquitectura o con imágenes antiguas, como el de botánica que les muestro más abajo. Es muy común ver las imágenes de almanaques viejos enmarcadas en las paredes de hoteles y Bed and Breakfasts.



Y finalmente, si ya que estan en Italia quieren aprovechar para hacer un cambio de look, les recomiendo la peluquería Mario, que queda en Via della Vigna Nuova, donde ademas de cortarse el pelo, pueden hacerse manos, pies, masajes, faciales y quedar como nuevas. Si quieren cortarse el pelo, pidan por Tomasso (que es un genio).

Espero que este post les sirva y recuerden que pueden obtener información al día de las siguientes páginas web:

www.theflorentine.net
www.firenzeturismo.it

En el próximo post, les contaré acerca de viajecitos que se pueden hacer por la Toscana. ¡Que tengan una hermosa semana!










































7 comments:

Guada dijo...

Hayyyyy Marce
Siento q cuando pise italia voy a ir caminando con vos de la mano!

Marcela dijo...

:)Lo vas a pasar tan, pero tan lindo Guadi!

Cuando estes allá tendrás que contarme tus experiencias y contarnos a todos tus propias recomendaciones!

Mrs. Fruticienta dijo...

Cuantos tips! quiero ir a los mercados de antigüedades y comer todos esos manjares!!!
Besos!

Nagore dijo...

Me ha gustado mucho tu blog y esta entrada me a ayudado con varias cosillas yo la semana que viene voy a florencia, aparte de lo que has dicho en la entrada me podrias recomendar algun sitio para comer que sea barato?
Un Saludo

Marcela dijo...

Hola Nagore!Qué lindo que estés viajando a Florencia la semana que viene.
No conozco otros lugares, pero en general te recomiendo la zona del Mercado San Lorenzo, y hasta puedes comer dentro del mercado alguna cosilla a buen precio.Los supermercados tambien venden sandwichs y ensaladas pre-hechas, que son una buena opcion barata sobre todo ahora en verano. Evita la zona Piazza della Republica, Lungarno y Piazza della signoria que suelen ser mas caros, y ten en cuenta que la mayoría de los restaurants tiene el menú a la vista afuera, asi que puedes darte una idea de costos antes de entrar.
Un abrazo y buen viaje!

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho tu blog, voy mañana a Florencia y he apuntado algunas de tus recomendaciones. Gracias!!

Ale Aguila dijo...

Genial tu nota sobre Florencia, en dos semanas viajo alli y te he tomado algunos tips!!!
saludos

Adoro recibir comentarios a mis posts ¡gracias por dejar uno!