11 jun. 2010

La lluvia





Bruscamente la tarde se ha aclarado
porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
que sin duda sucede en el pasado*.


Ayer, como casi nunca, llovió en Nicosia. Y mientras veía caer las gotas, copiosas, sobre la calle, golpeando las ventanas de mi departamento a su paso, pensé, como siempre, en lluvias pasadas.


Recordé aquella vez, hace ya diez años, en que se largó a llover con tanta fuerza en Nueva York, que para llegar a la residencia en que vivía tuve que pedir una bolsa de consorcio en un restaurant chino cercano a donde me encontraba, y hacerle un hueco a la altura de los ojos para así poder cubrirme con ella mientras corría cual bolsa azul viviente. 


Recordé la garúa finita y constante que caía sobre una París azul, y volvía al Sena irreal, fantasmagórico, un frío día de invierno de hace ya mucho tiempo. 


Recordé las tormentas en Anisacate, en las sierras de Córdoba, en Argentina, el rugido de los truenos, los relámpagos horizontales, las hojas de los árboles cayendo al piso junto con las gotas.


Recordé las breves tormentas tropicales de Isla Margarita, tan fuertes y violentas como breves.


Recordé la fuerza descomunal de la lluvia en Daoukro, donde los truenos bramaban partiendo el cielo en dos, y las gotas caían con tanta fuerza, con tanta pesadez, con tanta pasión que yo tenía que meterme adentro del armario para poder escuchar cuando me hablaban por teléfono. Recordé el olor de la tierra mojada, el olor a pasto, a fresco que llenaba la ciudad después del vendaval.


Recordé la pequeña llovizna que caía en Florencia el día de mi casamiento (como augurio de felicidad, dirán algunos) y la primera vez que llovió en Nicosia después del nacimiento de mis hijos, cuando los tomé en brazos y los acerqué a la ventana para mostrarles -aunque no se dieran cuenta-que esa agua que caía del cielo era la lluvia.


Sí, para mí, como bien dijo Borges, la lluvia es una cosa que sin dudas sucede en el pasado. 


Y ustedes: ¿Qué lluvias pasadas vienen a su memoria cuando ven llover?


¡Que tengan un lindo fin de semana! ¡¡¡Y bienvenida al mundo Leta!!!!













*El párrafo anterior es el primero de un poema de J.L.Borges llamado "La lluvia", y publicado por primera vez en el libro "Fervor de Buenos Aires". 

8 comments:

Guada dijo...

Snif
Q lindo x Dior
y si, hay lluvias de alegria en este alma también!

GO!nzalo dijo...

Marce:

Que lindas las cronicas que contas! Tan mágico es ver llover en NYC, en Paris, en Florencia - te casate alli! que lindo!.

Yo recuerdo una supertormenta cuando era chico, en un kiosko a un par de cuadras de casa.... un viento y lluvia terrible! Volví corriendo asustado!

Beso!

Marcela dijo...

Gracias chicos!
Guadi: cuente, cuente señora!
Gon: Siii, me casé en Florencia! Y fue mágico! Aqui conté un poco: http://diariodeunatrotamundos.blogspot.com/search/label/casamiento
La lluvia, en general, tiene algo de magia ¿no?
Les mando un beso grande!

Mrs. Fruticienta dijo...

HOla MAlche! gracias por los letasaludos ;) y quedó precioso el diseño nuevo del blog, gustagusta, muy top!
Como me gusta la lluvia desde adentro de casita y desde afuera mojándome (siempre y cuando sea verano).... estas melancólica?
BESAZOS nuestroS!

Marcela dijo...

Hola Fruti! Muchas gracias y muchas de nada!
No, no estoy melancólica, estoy reflexiva, replanteandome los sueños y los planes de futuro y eso me hace mirar para atrás, para construir desde lo que fue...

B a la Moda dijo...

Yo creo que tengo muchas lluvias en la cabeza pero ninguna en concreto. Me encanta ver llover con fuerza!

xoxo
B* a la Moda

luf dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog y me parece extraordinario. Hoy aquí en Bilbao ha llovido muchísimo y está a punto de desbordarse la ría hoy es preocupante la lluvia pero cuando es pausada, me encanta su murmullo. Con tu permiso te añado a mis favoritos.
muxus y biquiños

Marcela dijo...

B: a mi tambien!
Luf: Muchas gracias y bienvenido!Espero que amaine la lluvia en Bilbao, una ciudad que me encantaría conocer algún día!

Adoro recibir comentarios a mis posts ¡gracias por dejar uno!