7 ene. 2010

Dejar el corazón en Florencia.



¡Hola a todos! Espero que hayan empezado muy, pero muy bien el año.

Yo quise empezar el nuevo  año-blog con el pie derecho, por eso el post de hoy habla de la que es, para mí, la ciudad perfecta. Porque recordarla, mirar sus fotos, hablar de ella me llena el corazón de imágenes bellas, me trae los mejores recuerdos y me llena el alma de sensaciones maravillosas.


Florencia fue la primer ciudad de Italia que conocí. Llegué en un vuelo desde Paris  una mañana de invierno soleada y fría, hace casi cuatro años y ya al verla desde el aire, enmarcada por las colinas de la Toscana, me enamoré perdidamente. ¿Alguna vez les pasó eso de enamorarse de una ciudad desde el aire? Recuerdo mirar desde el avión el sol pleno del mediodía cayendo sobre los edificios amarillentos y ocres, la nieve en las cumbres cercanas, las colinas verde seco, el Arno que tomaba color a medida que el avión se acercaba, los cipreses que cobraban forma de a poco, la cúpula de Santa Maria dei Fiori y la torre de Palazzo Vecchio que se distinguían del resto de los edificios.


Florencia es bella, bellisima. Pero no es una ciudad que grite su belleza, la suya es más bien una belleza calma, serena, madura. Es como si los edificios, las calles, los puentes, los parques llevaran tantos años siendo hermosos que no necesitaran hacerlo notar. Es una ciudad que no intimida, que acoge. En primer lugar porque no es muy grande y es caminable. En segundo lugar porque se vive mucho en las calles: siempre ví gente caminando, grupos de gente conversando,  niños jugando. 

Florencia no intimida pero deslumbra igual, porque uno tiene la sensación de ir pisando pedacitos de historia a cada paso. Cada monumento, cada rincón guarda anecdotas de mecenazgos, pasiones, intrigas y venganzas. En sus calles pareciera como si el espiritu de los Medici rondara por allí todavía, cuidándola.
 

Florencia deslumbra , sobre todo, porque en ella el arte no está encerrado en los museos. En ella el arte se vive, se respira  por todos los rincones: desde  los músicos que tocan el violín y el cello a la gorra en las calles, pasando por los estudiantes que copian con tiza y pasteles cuadros famosos sobre el asfalto, o en pequeños atriles montados a los costados del Arno, por la papelería de diseño florentino que se vende en el mercado, las pinturas grottescas de los techos de Palazzo Vecchio y de la Galeria degli Uffizzi, las esculturas que están hasta en las plazas, los frescos de las iglesias, los aromas y perfumes de las Boticas tradicionales, los sabores exquisitos en cualquier lugar que se coma... todo, todo en Florencia es de un gusto  impecable.

Florencia es tan hermosa que conmueve. A veces, como a Stendhal,  hasta las lágrimas









 





* La foto del comienzo es una vista del Ponte Vecchio y del Arno desde Piazzale Michelangelo.Las fotos siguientes pertenecen a la Catedral, Santa Maria dei Fiori (2), Palazzo Vecchio, lungarno, y Ponte Vecchio.


9 comments:

Guada dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
Q belleza!!!
ya me fijé, Florencia está a 1.5hs de bologna :D
Nos tenes que contar de la segunda vez q la visitaste!!

Marcela dijo...

Hola Guadi! Cuando vas a Bologna? Avisame porque tengo una gran amiga que vivió allá!
De Florencia les voy a contar todo, todo, todo. Los tips vienen con hotel y restaurant reviews incluidas, y los paseos con fotitos...y un extra para el 26 de enero ;))
Besotes!

ceroceci dijo...

Hola Marcela! Hace poco descubrí este blog, me leí varios posts y me gustó mucho, mucho todo lo que dejas acá. Hoy con tus palabras me transmitiste un deseo inmenso de conocer alguna vez esta maravillosa ciudad. Y si lo hago, seguramente me acuerde de este post cargado de emociones :) Un beso!

Marcela dijo...

Hola Ceci! Gracias! Me alegro que te guste el blog. Te deseo de todo corazón que puedas conocer Florencia porque es una ciudad maravillosa...y cuando vayas, contame qué te pareció!

Vangi dijo...

hola Marce..hoy me emocione con el blog..mi abuelo marterno nacio en Florencia...y todavia recuerdo cuando me subia en sus rodillas y me contaba anecdotas de su infancia......
Viste que ver fotos de lugares te recuerdan a seres queridos o determinadas vivencias?....
gracias!
Besotes para ustedes...

Marcela dijo...

Gracias Vane...qué lindo que te haya hecho recordar lindos momentos...muchos besos!

Rocio dijo...

Estuve en Italia muy joven, con 17 años, aún antes de decidir que quería ser Arquitecta. Visitamos (era un grupo grande) Giulianova sobre el Adriático, Roma, Pisa, Florencia y Venecia. Fue breve, rápido, con peleas entre amigas, etc...pero Florencia se ganó un lugar en mi corazón; me cautivó.
Besos, y gracias por los recuerdos, Marce!

Ani Mendez dijo...

que bonita se ve! yo vivo en el Cilento, en el "cielo de la alimentación" en el sitio de "la mejor comida del mundo" en Marina di Camerota, un pueblo a la orilla de la playa.

Aún no conozco Venezia pero seguramente veré todo eso que me muestras.

Ani Mendez dijo...

Florencia! florencia!
[post anterior]

Adoro recibir comentarios a mis posts ¡gracias por dejar uno!